Te deseo muchos viajes...

Se que aún sos muy pequeño y puede que no entiendas esto hoy.

Tampoco creo que haya mucho, que desde lo material yo pueda darte, ni lecciones de vida que enseñarte.

Pero créeme que si hay algo que yo puedo dejarte, es el deseo de que en esta vida, tengas muchos viajes.

Viajes largos y cortos.

Viajes hacia adentro y afuera.

Viajes a tierras de culturas diferentes.

Culturas en donde la gente te parezca interesante y donde puedas apreciar el valor de lo distinto y aquello que nos hace a todos iguales.

Deseo que te redescubras, en cada uno de esos viajes.

Deseo que te llenes de aromas y sabores nuevos.

Deseo que no le temas, ni le hagas asco a nada.

Deseo que tus días estén llenos de aventuras y de mucho tiempo de ocio.

Deseo que aprendas a disfrutar de no hacer nada y que no dejes de hacer de todo.

Deseo que te llenes de aire fresco y puro.


Te deseo muchos viajes.

Te deseo pasiones en cada uno de ellos.

Deseo que siempre que viajes te enamores. De otros, pero en especial, de vos.

Deseo que sanes, aquello que estas queriendo dejar atrás y deseo que confíes, en lo que viene por delante.

Deseo que de vez en cuando te pierdas, sabiendo que eso siempre te ayudara a volver a encontrarte.

Deseo que llegues a destino , pero por sobre todo que disfrutes siempre del tiempo que dure tu camino.

Deseo que te topes con gente de todo tipo. Con esos locos lindos y con esos cuerdos fieros. Gente como vos y como yo.

Idealistas, perdidos y errantes. Valientes e improvisados. Cobardes organizados. Gente sabia y gente que cree que no sabe nada. Gente que tenga mucho. Gente que tenga poco. Gente.

Seres que lleguen con palabras certeras en los momentos justos, para recordarte exactamente eso que acababas de olvidar, cuando te preguntaste

-“¿Qué mierda estoy haciendo yo acá?”


Deseo que al final de cada día, puedas irte a dormir con el cansancio de quien exprimió su día, pero con la sensación de quien rejuveneció muchos años.

Te deseo la incomodidad y también la plenitud.

Deseo que te sientas más vivo que nunca.

Te deseo intensidad y también calma y quietud.

Deseo que te mimes, te cuides, te arriesgues, te sientas, te vivas.

Deseo que te veas viajando y te ames.

Te deseo un pasaporte lleno de sellos que te recuerden de donde venís. Y más que una brújula, un corazón latente que te señale para dónde vas. Te deseo que no cesen nunca tus ganas, ni la curiosidad por lo que habrá después. Con todo mi corazón, deseo que tengas el coraje de ir en busca de aquello que hoy te pide que te muevas del lugar de donde estas y que cuando este haya concluido y ya estés de vuelta en casa , encuentres todo aquello que cuando emprendiste tu viaje, saliste a buscar.

Con todo mi amor, te deseo muchos viajes y una vida, repleta de todos ellos.

Tu tía. Pau.


45 visualizaciones
Entradas relacionadas: